viernes, 21 de enero de 1994

Los 25 Héroes Maximos - Bomberos de Madryn

Fallecidos el 21 de enero de 1994.-
José Manchula (de 23 años), Marcelo Mirando (11), Carlos Hegui (12), Mauricio Arcajo (12), Cristian Zárate (14), Lorena Jones (15), Néstor Dancor (15), Juan Moccio (15), Andrea López (15), Ramiro Cabrera (16), Juan Passerini (16), Paola Romero (17), Andrea Borreda (18), Leandro Mangini (18), Enrique Rochón (19), Jesús Moya (20), Cristian Meriño (21), Daniel Araya (21), Gabriel Luna (21), Cristián Llambrún (21), Alexis González (22), Juan Zárate (22), Alicia Giúdice (22), Marcelo Cuello (23) y Raúl Godoy (23).

La crónica:
Eran las 14.30 de la calurosísima tarde del 21 de enero de 1994, cuando en el Cuartel de Bomberos de Puerto Madryn sonó el llamado telefónico que cambiaría para siempre la vida en la ciudad. El personal de la Comisaría Primera alertaba a Bomberos de un incendio que se estaba desarrollando al oeste de la ciudad, cerca de la Ruta provincial Nº 4, a unos 2 kilómetros de la Ruta nacional Nº 3. De inmediato partieron hacia el lugar del incendio dos unidades de Bomberos, una desde la central y otra desde el destacamento. Los chicos iban equipados en forma precaria y un sorpresivo cambio de la dirección del viento los desorientó y encerró. Intentaron escapar siguiendo la línea del fuego, pero casi todos murieron asfixiados. Recién en la madrugada del 22 de enero se difundieron las primeras noticias sobre la tragedia.
Al día siguiente, a las 7.30, las cuadrillas de búsqueda que habían iniciado un rastrillaje en horas de la madrugada comenzaron a encontrar herramientas de zapa y cascos que habían quedado diseminados cuando los bomberitos intentaban escapar de la furia de la naturaleza. Minutos después eran encontrados los cuerpos de quienes habían dejado su vida combatiendo las llamas de aquel incendio de campos.
El velatorio se realizó en el Gimnasio Municipal.

A pesar de que los menores no deberían concurrir a los incendios, el juez consideró con justicia y clara visión del sentir de un bombero, que la muerte de los 25 se debió a un imprevisto y violento cambio de las condiciones climáticas. No es necesario buscar culpas ajenas para tratar de explicar lo inexplicable. Fue una burla del destino.

Más sobre bomberos de Puerto Madryn?

1 comentario:

Ariel Garcia dijo...

NO ENTIENDO COMO PUEDEN LLEVAR A INOCENTES A UN LUGAR DONDE EXISTE UN PELIGRO MORTAL, AUNQUE SEA UNA MINIMA POSIVILIDAD. SON UNOS IRRESPONSABLES Y TENDRIAN Q ESTAR PAGANDO POR ELLO